Azúa vs. Colau. El intelectual y sus significados frente a la comunicación política.

Estos días se ha producido un “conflicto” de naturaleza comunicativa (en la medida que su formulación se inscribe en lo que se denomina comunicación política e institucional, y su manifestación, por otra parte, se ha trasladado a los medios de comunicación y redes sociales).

Los hechos

El conflicto se iniciaba con unas declaraciones de Felix de Azúa, extraídas de una entrevista en la Revista Tiempo de Hoy, en las que afirmaba, respecto a la actual Alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que debería estar “sirviendo en una pescadería”. A continuación, Azúa cuestiona la capacidad de Colau para dirigir y gestionar una ciudad, frente a sus iniciativas centradas en cuestiones de carácter ideologizado o programático, como los cambios de denominación de las calles.

Entrevista a Félix de Azúa en la revista Tiempo (link)

La referencia textual en la entrevista a Colau es la siguiente:

«Una ciudad civilizada y europea como Barcelona tiene como alcaldesa a Colau, una cosa de risa. Una mujer que debería estar sirviendo en un puesto de pescado. No tiene ni idea de cómo se lleva una ciudad ni le importa. Lo único que le importa es cambiar los nombres de las calles»

Inciso número 1. El estilo comunicativo de Colau se caracteriza por enardecer a las masas, un lenguaje propio de los mítines y fuertemente incendiario. Agresivo con otras organizaciones políticas y con el mundo empresarial.  Un estilo que utiliza la función vocativa del lenguaje, que es la que utilizaban los dependientes de las pescaderías cuando invocaban a los clientes en el pasado, para vender un género tan perecedero.

La fotonoticia como respuesta de comunicación política.

Por su parte, la comunicación política e institucional de la Alcaldesa, respondió a estas declaraciones con la difusión de varias fotografías en las que Colau en la que se mostraba junto a dependientas de pescaderías en Barcelona. La fotonoticia en el mundo de la comunicación política es una práctica muy habitual, y su objetivo es aprovechar la simplificación de una imagen, para “comunicar” un mensaje. El objetivo es conseguir mediante un proceso de simplificación mediada colocar un mensaje concreto ante el público político conociendo sus propios mecanismos de composición y creación de una realidad mediática.

Esta es la fotonoticia que difundió la Alcadesa Colau dos días más tarde de la difusión de las declaraciones de Azúa:

Ada Colau en la Pescadería

 

Inciso número 2: La fotonoticia política es un género en pleno ascenso gracias a la potencia y viralidad de las redes sociales diseminando imágenes. En eso, por ejemplo, el presidente norteamericano Barack Obama es un epígono. El trabajo del actual fotógrafo oficial de la Casa Blanca Pete Souza, así lo certifica.  La diferencia estriba en que la fotonoticia en nuestro país es algo preparado, organizado, deliberado y premeditado, casi un posado de sus participantes. Frente a ese modelo el de Souza es la mirada, la captura de miles de imágenes que están pasando y su selección.

Esta es, hasta el momento, la foto más retuiteada de la historia, el abrazo de Barack a Michelle Obama, tras ser reelegido como Presidente de USA en 2012:

Barack Obama Michelle Obama

El intelectual frente a la comunicación política y los estereotipos

Volviendo a la narración de hechos, la afirmación de Azúa ha sufrido mucho ante la opinión pública. La respuesta en las redes sociales, no se hizo esperar. De hecho, incluso se solicitó se solicitó la revocación de su nombramiento en la Real Academia de la Lengua como académico con la letra H.

Y ha sufrido por tres motivos, dos más evidentes y uno menos analizado. Todos tienen están relacionados con el conflicto de estereotipos a la hora de imponer una imagen mediática. El primer estereotipo, consiste en pasar las declaraciones de Azúa por el tamiz de lo “políticamente correcto” referido a la igualdad de género, una cuestión de fuerte sensibilidad política y social en la España de hoy. Conseguir atribuir esta intuición peyorativa en esta cuestión al emisor permite bascular la opinión pública femenina y la más sensibilizada para estas cuestiones. Cuestionar que tuviera esa intención lleva a la “espiral de silencio” otro fenómeno comunicativo. Así, la Alcaldesa trató de tachar las declaraciones de Azua de “machistas”.

El segundo estereotipo es el ataque de «clase» desde el punto de vista gremial, planteándolo  como una “ofensa” a los dependientes de pescaderías (pescaderos o pescaderas, vinculado a lo anterior), mejor, lo que derivaría en la utilización de la etiqueta de “clasistas” para estas declaraciones, colocando el atributo a su emisor. En resumen, un modelo de polarización claro, un caldo de cultivo muy eficiente para el conflicto y para incendiar las redes sociales.

Tercero, y quizá más importante o radical porque es el origen de este conflicto en el significado de las imágenes y declaraciones, tiene que ver con el contexto de los múltiples significados que serían atribuibles a las propias declaraciones de Azúa, en el sentido que esa forma de despachar pescado y de gritar a los clientes, hoy es un hábito que prácticamente ha desaparecido. Esto es contiene elementos significativos que la hacen «obsoleta». Cuestión, además, que permite desvirtuar el sentido de las declaraciones y conseguir ese desenfoque como atentado a un gremio o a la identidad de género, aunque en realidad, no sea, ni lo uno, ni lo otro.

Respuesta de Azúa

Azúa, finalmente ha respondido con otra ironía, que parte del significado de que la calificación de clasismo supone la propia aceptación por quien la profiere.

Carta al director de Félix de Azúa respondiendo a la fotonoticia

La utilización de la ironía, del humor en la comunicación y sus significados da para varios post.  Pero, este post trata de los significados, la descontextualización y la intelectualidad frente a la comunicación política.

FINAL

Azúa, que es un hombre que ha sufrido especialmente los rigores de la espiral de silencio independentista, en la misma entrevista hablaba del ‘fascismo simpático’ del independentismo catalán actual. En esos mismos momentos, el Manifiesto Koiné, auspiciado por las instituciones catalanas, postulaba que Cataluña fuese una comunidad/país/nación/estado mono lingüistico catalán, en contra incluso del uso lingüístico actual de la población, de forma obligatoria, excluyente y divisiva. Y eso, sin polémicas. Efectivamente es simpático.

Esto es lo que dice Azúa en la entrevista:

¿Hay presión social contra los no independentistas?

Es como en Checoslovaquia en la época de los tanques rusos. Es una presión constante, todos los días y a todas horas. Pero sonriente. Es fascismo sonriente, fascismo simpático, de feria, del poble. Un poco como la época de ETA en el País Vasco, que tomaba las fiestas del pueblo. No podías ir a ninguna si no eras, al menos, simpatizante aberzale. Esta gente es parecida, sigue una estrategia similar. Controla todo el dinero y no se gasta un duro sin que lo aprueben. Da mucho frío quedarse fuera de eso.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *